Enlaces de tu web y hacia tu web

Una pregunta importante sobre tu web corporativa podría ser ¿por qué mi web debe tener enlaces externos? Comenzaremos diciendo que cualquier tipo de enlace en los contenidos publicados es relevante porque amplía la información que estamos ofreciendo.
Cualquier contenido escrito en nuestra web, por ejemplo en el blog, que contenga enlaces a otros sitios web, demuestra que nos hemos documentado para la creación de la entrada, y ofrecemos más información a ese respecto. Esto siempre se agradece, además de que resulta relevante hacia los ojos que no vemos cuando publicamos cualquier cosa en Internet: Google.
Enlaces que pueden ser hacia otro sitio web, o sencillamente que apunten a una página de nuestra web, con lo que serían llamados enlaces internos. Pero, seguimos hablando de los enlaces, en esta ocasión con una palabra: Linkbuilding.
El significado nos lleva a que es una de las principales estrategias relativas al posicionamiento. SEO es la clave para ser visibles en la Red, y el Linkbuilding nos ayuda a ello, de un modo difícil de conseguir, ya que conseguir que una web externa hable de nosotros no es tarea fácil, pero los efectos son evidentes, porque un link hacia nuestra web suena como una recomendación positiva, y esto puntúa en el ámbito del posicionamiento que nos ofrece Google.

Sin embargo, debemos tener presente que Google penaliza la compra de estos enlaces, como también que sean recíprocos, enlaces en sitios de dudosa reputación... Volviendo a los enlaces, por supuesto que es relevante trabajar nuestros contenidos con la nada idea de compartirlos en las redes sociales, y por lo menos hacer eco en Facebook, Twitter y Google+.

Lo más sencillo del mundo para compartir nuestra publicación del blog en la página de Facebook y relacionarla con la de Twitter, es copiar el enlace creado al publicar nuestra entrada y pegarlo en Facebook. Aparecerá la imagen del post y una introducción del mismo.